Zinnia Tallas Grandes.

Anecdotas de una Gordibuena. Segunda Entrega

MAS ANECDOTAS DE UNA GORDIBUENA

Hola de nuevo a todas, ¿como os va todo?, espero que de maravilla, aqui os dejo alguna reflexión y como no podia faltar, más anecdotas de una gordibuena.

“Con lo guapa que eres y los kilos que tienes”

Alguna vez te han dicho “nena, con lo guapa que eres y que pena que estés así”. Y a ti se te queda la cara de no saber por donde salir. Tu conciencia te dice “tranquila, respira” aunque como te pille un día malo tu conciencia simplemente actúa “señora y a usted que le importa”.

Normalmente este tipo de comentarios nos lo dicen personas cercanas, conocidas como las vecinas de tu madre de toda la vida, las amigas de tu abuela o alguna otra persona cercana.

Cuanto más confianza más te la meto o eso dicen. “jajaja”. Ahora digo yo, que tiene que ver lo guapa o fea que seas para tener un “cuerpo 10”. ¿Acaso las que utilizan una talla 38 solo son guapas o las que usamos la 50 somos feas?.

Gordibuena

¿Que tiene que ver nuestra talla con nuestro aspecto?. Yo creo que absolutamente nada…

Yo usare una talla 50, y puede que sea guapa, pero también las hay que utilizan una talla 38 y de guapa tienen….”un bonito cuerpo”. Con esto no quiero ofender a nadie, simplemente decir que nuestra talla no tiene que ir ligada a nuestro aspecto.

Podemos ser guapos, feos, gordos, delgados y mil cosas más pero nuestra talla nunca manda en nuestro aspecto.

Para terminar os cuento una anécdota personal que me ocurrió hace unos cuantos años, en este caso no conocía personalmente a la persona.

Estaba en mi comercio como cualquier otro día, y entraron una señora acompañada con su hija. Mientras la hija se puso a ver los percheros la mujer se vino a donde yo estaba y me dice…

“Tu con lo gorda que estas no te podrás casar” , y le digo… perdona ¿que es lo que me esta diciendo?… y me vuelve a decir “ que con lo gorda que estas no podrás casarte” y le pregunto y porque no voy a poder casarme, y o a la vez alucinando con lo que estaba escuchando, y me dice que “no te puedes casar porque no te va a venir ningún vestido”. Mi respuesta fue muy directa, “usted no se preocupe que el día que yo me case estese tranquila que desnuda no voy a ir”.

Hay veces que la gente no mide sus palabras, pero chicas tengáis la talla que tengáis no dejéis que nadie os impida realizar vuestro sueños y vuestras metas.

PD:

En el 2018, ME CASO!!!!! y estoy segurísima que llevare un precioso vestido de novia.

Gracias a todas por seguir mis anécdotas, nos leemos!!!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *